• ContaPeru Global

¿Qué es un ERP y cómo ayudar en la transformación digital de las empresas?


La pandemia ha obligado a las empresas a acelerar sus procesos de transformación digital para ser más ágiles y poder competir con otras empresas del sector en un nuevo entorno desafiante.

Almacenar información financiera en un único repositorio centralizado implica optimizar la gestión de cualquier negocio, esto es así porque, además de ordenar cabalmente la información empresarial, permite competir con otras empresas del sector, a la vez que proporciona una visión integral del negocio para la toma de decisiones.


Dado que las empresas han empezado a tomar conciencia de estos beneficios, al menos 325,000 negocios se adaptaron a los procesos electrónicos en 2020, según la consultora ContaPerú.

Precisamente considerando esta urgencia en la transformación digital, las compañías han empezado a incorporar a sus procedimientos los llamados ERP, softwares de gestión empresarial.

¿Pero cuáles son los beneficios de contar con uno y cómo ayudan en la gestión empresarial? Daniel Zelada, gerente comercial de ContaPerú, explica algunas de estas ventajas:

1. Integración de los procesos del negocio

Esto permite que la información fluya de manera más ágil hacia todas las áreas. La correcta implementación de estos sistemas logra una mejora significativa en la toma de decisiones, acorta tiempos de operación, genera mayor control, reduce costos y optimiza todos los procesos de la organización.

2. Creación de modelos predicitivos del comportamiento del negocio y las tendencias del mercado.

Esto se da como resultado de la información clasificada por estos sistemas de gestión integrados, lo que permitirá la explotación de la analítica de datos.

3. Anticipación a las necesidad de los clientes

Esto es producto del desarrollo de diversas tecnologías como el Big Data, IoT, dispositivos móviles y redes sociales como medio para comunicar valor. Todo ello ha permitido que los ERP evolucionen y ofrezcan capacidades mayores de análisis.

Zelada explica que la implementación y puesta en marcha de un sistema ERP tendrá un impacto positivo en la organización al involucrar como ejes principales a las personas, los procesos y la tecnología.


“Frente a estas exigencias, la ejecución de este plan obliga a contratar un acompañamiento de especialistas durante el proceso de implantación, esto garantizará una correcta adopción, que alineará a la herramienta con los objetivos y estrategias de la empresa”, puntualiza.

fuente: Diario Andina